La LLuvia

Un saco sobre la cabeza en forma de capa fue la protección de muchos niños en su caminar diario de sus casas a las escuelas y de las escuelas a sus casas.
Y un perchero de madera a la entrada de las escuelas servia de tendedero improvisado para que se secaran durante las clases.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies