La Biblioteca

Un eje fundamental en la educación popular fue el acceso a los libros y la lectura. Se llevó a cabo mediante la distribución de bibliotecas escolares, fijas o itinerantes en todas las escuelas rurales.
Este programa arranca en agosto de 1931, cuando se aprueba el Decreto que establece en su primer artículo que en toda escuela primaria debería haber una biblioteca que fuese pública en cuanto a su acceso y bajo responsabilidad de su maestro.
Este sería el encargado de organizar el catálogo, de controlar el registro de ingresos y gastos y de gestionar el servicio de préstamo. Porque dicha biblioteca debía facilitar servicio de lectura en sala o en préstamo gratuito, ubicada en una espacio diferenciado del aula.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies