Hongos y setas

Si al pasear prestas un poco de atención, no es difícil encontrar una gran variedad de setas y hongos.  Asturias tiene un paraíso micológico por la variedad de hábitats con los que cuenta,  lo que hace que la variedad de setas y hongos sea muy amplia.

Puedes encontrar en nuestros entorno diversos tipos de champiñones y de lepiotas, níscalos, colmenilla en las zonas del río y el San Jorge en los pastizales, entre otras especies de hongos como los boletos, trompetas de los muertos, rebozuelos, rúsulas, gamuzas , hígado de buey…..y en fechas primaverales, hay que hacer especial mención a las siguientes especies comestibles: colmenillas, a los perrechicos, Calocybe gambosa, Morchela esculenta e Higrophorus marzuolus y las senderuelas.

Todas estas especies se pueden encontrar en otoño, aunque en Asturias se pueden recoger setas comestibles prácticamente en todas las estaciones del año. La temporada ya comienza en primavera, en los meses de abril y marzo, con la aparición de las morcellas o colmenillas y el Calocybe gambosa o seta de San Jorge, la más codiciada en toda la cornisa cantábrica.

En el verano destacan varia especies de cantharellus, boletos y russulas. Mientras que en el invierno, la época menos fructífera en cuanto a setas se refiere, se pueden encontrar en árboles y ramas muertas, algunas de la especie Flammulina Velutipes, aunque ésta no sea su época más fructífera.

Recuerda que la recogida de setas es una afición peligrosa y que incluso puede llegar a ser mortal si no se realiza con cuidado y no se tienen conocimientos.

Hay una frase muy cierta  “Todas las setas son comestibles, pero algunas una sola vez”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies